Mi esposa madura en el coche de otro

por | noviembre 8, 2019

Esta vez no es para leer que entro aquí, es para relatar algo de esposas que se van con otros, y lo peor de todo, que lo he podido ver sin que ella lo sepa.
Como le pasaba al anterior compañero, que desde aquí mis saludos morbocornudos, él espera a la mujer salir del trabajo, pero es que yo no la esperé, yo fui. Sí, esa curiosidad de las que muchos humanos gozamos y otros la realizamos. Y ya sabe lo que dice el dicho, la curiosidad mató al gato.
Al gato no lo mató, pero mi pájaro, o mejor dicho mi pequeño canario quedó por los suelos al ver a mi mujer con semejante semental. Yo decidido me dirigí a donde ella trabaja. Un supermercado que está a las afueras de Madrid, en Colmenar Viejo, y allí esperé hasta las nueve de la noche, que es cuando salía.

Morbocornudos con la esposa coches follando

Hacía frío y no era una tarde muy buena que digamos, la noche se echó encima y finalmente la vi salir. Desde hacía tiempo llegaba tarde a casa, por eso mi duda y mi curiosidad infinita, que me provocó ir en busca de ella. Salía con andares rápidos, como si tuviera que ir a algún sitio, pero ella siempre coge el bus para regresar a casa. No había ni andado diez metros al salir del super, que está en una zona de grandes superficies, cuando un coche aparcaba enfrente de la puerta.
Ya no había casi nadie a esas horas, yo rezagado y digamos, escondido con mi vehículo desde una zona segura, observaba la escena.
Y ella se metía en ese coche extraño. Mi mujer ni que decir tiene que aún conserva todo el morbo de cuando la conocí. Está maciza, voluptuosa, de carnes generosas, pecho remolón y muslos para qué te quiero contar.
Así que sin más, les seguí.

Mi esposa cachonda con el tipo desconocido

Conducía un tipo desconocido, como todo para mí en ese momento. El coche, mi mujer acelerada, la situación y yo allí como un jodido cornudo, o mejor dicho, un tonto cabrón con cuernos, a punto de serlo.
Y efectivamente, todo pasó así.
Les seguí hasta una zona en la que aparcaron adyacente a la autopista. Se podía ver la iluminación fuerte del asfalto tras los cristales de su coche. Unos cristales que pronto se empañarían, se entelarían debido al mamoneo que había dentro. Un escándalo inconfesable lo que pudo pasar ahí dentro.
Yo…en fin dejaré unas fotos una del coche y otra de ella, tengo una instantánea más, de la escenita interior. Si quieren la dejo después, ya comentarán.

Una foto de mi indagación absurda de marido venido a menos, manso y ninguneado. Me tuve que acercar para ver mejor. Ellos ni se dieron cuenta. Pero lo cierto es que, lo verdaderamente real, es que ella, mi esposa, se puso encima de él como nunca lo hizo conmigo. Y al parecer la dejó bien satisfecha.

morbocornudos

SKYPE: KARLA MADURITA SEXY (NO AGREGUES SI NO PAGAS. SHOW MIN/PAYPAL). DI QUE ME VISTE EN LINEAS"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.