morbocornudos

Madura catalana con pasión morbocornudos

Hola mis amores, como fueron de morbocornudos muchos los que me pidieron que siguiera un poquito más, con pasión, aquí estoy de nuevo. Para los que no leyeron mi primer relato aquí lo puedes ver. Antes azafata, ahora follo más que una rata.
Sí, la frase es dura pero real. Estos animalitos tienen entre 10 y 24 crías cada vez que joden, y entre 5 y 8 camadas al año por si fuera poco. Así que multiplicad y veréis las veces que la meten en caliente.
Y así estoy yo estas navidades, más caliente que el hocico de un conejo. Soy bruta porque la vida me ha enseñado a serlo. Tanto tiempo entre hombres engreídos y sabelotodo, los pilotos del aire follazafatas reprimidas, han hecho de mí una mujer fuerte y sin reparos. Ahora ya conozco muchas cosas que antes ni las veía y llamo a las cosas por su nombre.
Mujer poderosa y con carnes como les gusta a muchos hombres, gozo de mi sexualidad a tope y la disfruto a mi manera.

Una azafata morbocornudos que toma las riendas

Y como todo esta vida está en constante cambio, yo también. Todo cambia menos el cambio, que permanece. Ahora disfruto con desconocidos que vienen en busca de sexo y compañía. O mejor aún, a veces ni quedo con ellos, tan solo me hablan al teléfono erótico que también tengo. A muchos de ellos les encantan las mujeres duras, dominantes, sin pelos en la lengua y con un matojo en la entrepierna. Este es mi caso.
Digamos que es una linea erotica sumisos que buscan a un ama dominante al teléfono, no dejan de ser cornudos incomprendidos. Y para esto estoy yo. Para hacerles ver lo que nunca otra mujer pudo hacerles ver.
Es un morbocornudos que les asalta cada vez que una madura Barcelona les impone, un golpe de teta en su cara y se les empina la polla como a un chimpancé del zoo. Es tan sencillo como eso. Y muchos son los que quieren más y no pueden remediar venir a mí.
Mis tetas grandes son un reclamo y lo entiendo, cuando hablo con ellos. Pero detrás de todo está esta mujer que sabe muy bien lo que quiere. Tanto en persona como en la linea erotica tetonas que tengo, desde cualquier punto de vista, impongo mi personalidad. Por otros llamada «pechonalidad». Pero no quiero ser banal.
Así que bueno, hoy fue un poquito más, y alguna foto más con pasión morbocornudos. Esta vez esta experiencia o testimonio ha parecido uno de los relatos cornudos que dejan al marido en evidencia. Pero qué le voy a hacer, si muchos de los casados así lo prefieren. Les encanta ver a otra mujer más dominante y posesiva que la suya. Mis queridos y pervertidos lectores y admiradores.

morbocornudos madura adinerada

Deja un comentario

Bienvenido a Lineaseroticas.eu

Solo para MAYORES DE 18 AÑOS

Sexo Telefónico 24horas/7días

O