Mis tetas caídas en la ducha para aliviarme

por | junio 26, 2019

Gracias por sus comentarios recibidos en poco tiempo, después de mi primer testimonio de mi situación. Divorciada, con mis tetas caídas en la ducha y con mi hijo de vacaciones todavía, siento la presencia de todo el que me pueda leer.

Bien, no sé muy bien qué contar, como me dijeron si podía poner alguna foto más, aquí va la de la ducha, para apagar el calor veraniego. Lo cierto es que desde que estoy sola estos días, los pensamientos más calientes y ardientes me sobrevienen cada mañana. Pienso en hombres como nunca antes lo había hecho, y no sé por qué.

A veces me miro en el espejo, miro mis senos caídos por el tiempo, y me pregunto si aún podré estar apetecible para hombres. Una ducha fresquita estos días me baja la temperatura corporal, más bien la sexual que es la que me enciende. Cuando estaba con mi marido el sexo no ocupaba mucha parte del día entre nosotros, él no era muy sexual.

Pero ahora, con la de fotos de hombres que hay por todos los sitios, necesito a veces desfogarme. Mi hijo que ya ha acabado de estudiar este año en la universidad no viene hasta dentro de quince días lo menos,y yo, aquí estoy, ardiente de calor.

La foto de mi chocho caliente es porque no sé muy bien cómo lo he hecho, pero dadas las muestras de afecto de tantos lectores, aquí va mi regalo. Además de mis tetas caídas en la ducha caliente. Qué mayor entrega que la parte baja de esta madura y mamá sensual con los ardores a flor de piel.

Bueno, espero que les guste, no sé, verme tan mayor a veces me da que pensar, que no gusto, y que no excito. Ya me dirán si lo desean. Sandra.

Labios vaginales de madre calentorra

Mi chocho abierto en un día de cada día, estoy caliente, soy madre y divorciada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.