Y allí estábamos los dos, mi profesora spalumi de Lengua y yo, en la planta de arriba del McDonald´s de la calle Pelayo en Barcelona, número 62. Una profesora más y su alumno de menos. Ella más caliente que la hamburguesa que me estaba comiendo, y yo, un humilde...

leer más